Maratón de Santiago y la amargura de Guarello

Nunca fui deportista. Al contrario. Siempre fui ultra dejado y dentro de lo posible evitaba el tener que hacer cualquier tipo de ejercicio. Ahora, a mis 29 años -sí, 29- figuro dándomelas de todo un sport junkie. Dentro de este cambio de vida se me ocurrió empezar a correr, cosa que inicialmente me aburría a niveles, y que de a poco aprendí a disfrutar. Si me hubiesen preguntado, nunca lo hubiese creído: este pasado 12 de Abril corrí los 21K de la Maratón de Santiago. Lo pasé increíble, mejoré mi tiempo de carrera y terminé full orgulloso de mi mismo.

Pero absurdamente anoche leí en The Clinic un extracto de los comentarios del comentarista deportivo Juan Cristobal Guarello que encontré totalmente fuera de lugar (aquí el link: The Clinic). El periodista, con un tono lleno de amargura, aseguró que el evento de running -termino al que me referiré más adelante- era un negocio lucrativo en el cual «No ha salido un solo maratonista chileno decente. No digo uno bueno, sólo decente». Criticó el hecho de que se haya tenido que pagar una inscripción de al rededor de los $30.000 por correr en la vía pública. Y además se burló del evento en cuanto a que «En ese rubro, este evento “running” se pasea a Lollapallooza. Sale hasta en revista Cosas…”. Por último, The Clinic destaca en su titular la frase «Por si el resultado deportivo es corneta, me aseguro con un buen maratonista africano y salvo las apariencias».

Que nivel de amargura. De partida, señor Guarello, esos $30.000 de inscripción incluían una polera dry fit marca Adidas, chip de control de tiempo de carrera, ademas de pagar por el desplante mediático del evento, sueldos para quienes trabajaron en guardarropía, instalaciones, música y demases. Usted reclama de que se estaba cobrando por utilizar la vía pública. Yo corrí con gente a mi alrededor que no tenían polera oficial, no tenían número de corredor ni chip para contabilizar sus tiempos en los check points del trayecto. A nadie le pusieron una pistola en la cabeza para pagar. Al final del día, estamos en un país libre ¿no?polera

Se burla del evento diciendo que sale en la revista Cosas… ¿eso es malo? Por más que trato de buscarle el punto negativo no se lo encuentro. Hoy por hoy hay muchísimo furor por correr, cosa que a mi juicio es genial. Hoy estamos en una sociedad envuelta por el sedentarismo. El que al rededor de 28.000 personas hayan querido darse el tiempo de correr 10K, 21K y 42K por las calles de Santiago (incluida la categoría de capacidades diferentes), ¿no es un motivo de alegría? ¿No es una fiesta del deporte? ¿O sólo nos tenemos que alegrar cuando la selección Chilena de fútbol tiene algún partido, o cuando hay algún clásico entre la U y Colo-Colo en el Nacional? ¿Los que no somos deportistas profesionales, no podemos disfrutar de un evento como el del pasado 12 de abril?

Algo que me llega a dar risa es cuando dice que «el irritante anglicismo “running” nos ha fundido el cerebro”. ¿Qué le molesta al final del día? ¿encuentra siútico el término?…. estamos en Chile, señor Guarello, y aquí lo siútico nos sale por los poros a diario… ¿o acaso usted comenta a diario partidos de balón pie?11070836_819857621397412_944952464887627627_n

Por otro lado, lo que me da una rabia inmensa es que desmerezca el evento al decir «No ha salido un solo maratonista chileno decente. No digo uno bueno, sólo decente». Lo invito, señor Guarello, a levantarse de su asiento y ver a la gente que corre una maratón como la del pasado 12 de abril. 8.000 inscritos en 10K, 14.000 en 21K y 6.000 para la maratón completa de 42K. En dichas carreras si hay deportistas chilenos de los cuales deberíamos sentirnos orgullosos. Muchos han corrido en eventos internacionales. Que el periodismo deportivo en Chile sea tan básico que no sea capaz de poner un punto fuera de una cancha de fútbol es otro tema. Y por lo demás, así como nos deberíamos sentir orgullosos de ellos, deberíamos sentirnos igual de orgullosos de quienes no son deportistas y de forma 100% amateur tratan de mejorar día a día cumpliendo metas y desafíos como los de esta fiesta del deporte. Claro ejemplo es que incluso el que llegó ultimo, a duras penas y con cero aliento, pudo volver a casa con una medalla que representaba eso: perseverancia y ganas de superarse. #VamosTodos era el hashtag, ¿no?

En fin. El que no quería polera y prefería medir su tiempo de carrera con su propia aplicación de teléfono, podía hacerlo sin pagar un peso. El que quiera participarde corridas gratis como las maratones que con tanta nostalgia recuerda, puede meterse a la página corre.cl y ver una variedad de corridas gratuitas a lo largo del país. Su amargura guárdela para si mismo y no nos arruine una jornada tan linda como la vivida el fin de semana pasado.

5 comentarios en “Maratón de Santiago y la amargura de Guarello”

  1. Felicitaciones….. Es bueno que alguien se tome el tiempo para comentar actividades que roben la atención del País, y que tengan como objetivo la sana entretención familiar, y que además nos aparten de tanta basura que hoy nos encontramos con noticias cada vez que encendemos un televisor, en la radio o la prensa escrita.

    Ojalá cada año sean más los participantes, que tiene mucho que ver con cada individuo. Cada cual corre por si mismo, por la razón que sea: participar, superar una marca anterior, correr con un amigo, compañero de trabajo, padres e hijos, en fin son días que mantienen la atención en una actividad sana…..
    Felicito a todos los valientes que se levantaron, a los que viajaron para llegar….. Permitamos a la gente ser feliz, sin criticar, algo que no le hace daño a nadie…. Por el contrario, provoca superación y alegría….

    Me gusta

  2. Me sentí muy representado en tus palabras, pues soy un deportista aficionado (comencé a ser «deportista» hace unos 10 años atrás, hoy tengo 47).
    El tema del lucro hoy se ha trasladado desde la Educación hasta un ámbito tan diferente como lo son los Eventos Deportivos. Y ni hablar de los Conciertos (como Lollapalooza, en que una entrada puede costar alrededor de $80.000.-) y donde a los chilenos asisten agotando los tickets de entrada…
    Correr es gratis (si hasta sin zapatillas se puede hacer: barefoot) pero participar de un Evento es otra cosa: producción, música, instalaciones, polera, hidratación y un largo etc. Y por eso, uno paga!
    Que el Sr Guarello diga después: es que parte de esa recaudación (90%) es para el bolsillo directo de quién organiza. Es que acaso eso no es lo que justamente permite el sistema de libre mercado? Sería como decir «yo no pago la entrada para un concierto porque el dinero se lo lleva íntegramente una productora extranjera», siendo que lo que me interesa es precisamente el EVENTO.
    Lo que me deja en claro este «periodista deportivo» es que no sabe cómo tratar un tema que no sea la «pichanga» (tal como a él le gusta denostar el termino running, a mi me gusta hacerlo con el fútbol…)

    Le gusta a 1 persona

  3. Creo que se quedan con una idea que no corresponde, yo voy a muchos eventos deportivos, conozco a muchos deportistas y veo la realidad que ellos viven a diario, veo como les quitan una beca por estar lesionados, y muchas cosas tristes mas que la mayoría no conoce, Erica Olivera defiende esta maratón, pero ni siquiera la propia marca que la auspicia le da zapatillas, se las tiene que comprar ella misma, a eso apunta el comentario de Guarello, que el negocio es mucho más importante que el deporte en si, los llenan con una polera que les cuesta 1000 pesos a ellos cuando mucho, una medalla y un chip que compran por 4 Lucas, las pobres personas que asisten la maratón con suerte les pagan 15 Lucas por el evento, y toda la parafernalia de medicina y masajes las ponen las mismas marcas, es decir les dan pan y circo mientras lo aceptan felices y ellos se forran de plata, con la mitad que ganan ellos podrían financiar el trabajo de muchos atletas y, de ese modo, lograr un buen nivel para tener los tiempos necesarios (decentes) para participar para ganar en eventos olímpicos o mundiales

    Me gusta

    1. Sin duda Gonzalo pero hay dos cosas: 1. El modo, Guarello hasta menosprecia a los atletas chilenos, su ataque esta totalmente mal dirigido. Y 2. Si bien hay gente que gana plata son privados los que organizan el evento así como cualquier otro, hay muchísimas corridas gratis durante el año y en estas en las que se paga uno opta por pagar «el circo» como dices tu, pero hay gente que va y corre sin polera, medalla ni chip y puede hacerlo libremente.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s